Buenos días!!!

El año pasado fueron tendencia las botas mosqueteras, muy altas, y pensábamos que ya no podían elevarse más. Pues sí, este año vuelven a ser las protagonistas de nuestros looks de invierno, pero mucho más altas.

Del pie hasta el muslo, por encima de las rodillas. La botas que popularizaron Brigitte Bardot o Jane Birkin en los años 70 han vuelto en nuevas y mejoradas versiones.

Como ya tengo del año pasado en color negro y marrón, para este he apostado por el rojo. Llamativas por su largaría y por el color, pero oye! yo las veo ideales.

Si en el 2016 las botas súper altas se ceñían a la pierna creando un efecto de segunda piel, ahora se llevan fruncidas, con lazadas, etc.

Fue Denma Gvasalia, director creativo de Balenziaga quien, cuando creó su propia marca Vetementes, prometió coger todas las estructuras básicas de la moda y reconvertirlas en una pieza propia de un movimiento fiesta. Con las mosqueteras sucedió lo mismo. Las moldeó en talla extra grande, las llenó de volúmenes y mezcló texturas extrañas. Las llevó, como siempre hacia el extremo.

Os enseño el look de hoy como una propuesta para un look tanto de día como noche, aunque una noche muy light. Un suéter algo oversize pero no en largura, unos leggins que ya os enseñe hace unos post atrás de cuero elástico y estas maravillosas botas.

¿Que os parece? Cómoda no, comodísima para ir todo el día de un lado para otro, que es muy habitual en estos días.

Besosssssssss

SUETER: Forever 21

LEGGINS:  Primark

BOTAS: El Corte Ingles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *