Buenos días!!!

Que los asiáticos están avanzadísimos en la tecnología lo sabíamos. Que sus propuestas siempre nos parecen innovadoras también, así que no sé porque eme extrañé al ver un restaurante con comida asiática robotizado.

Un proyecto impulsado por el empresario Zhijie Yan que reside en España desde el 2008.

El establecimiento cuenta con dos robots bautizados con el nombre de «Mulán», tienen incorporadas un par de bandejas en las que transportan a través de unos railes que van por el suelo los pedidos a todas la mesas. Previamente los empleados acuden a la mesa para tomar el pedido y he de destacarla calidad y profesionalidad con la que fui tratada (esto no lo puede lograr ningún robot) y tras ser anotado sirven en las bandejas de Mulán la comida y bebida, que al llegar a tu mesa te sorprende con la frase: «Que aproveche, cariño».

Está claro que nada puede sustituir al personal de un restaurante, más bien es un añadido llamativo y gracioso que suele quedar en anecdótico.

La comida, dato que para mi es el 85% de un restaurante la describiría como buenísima y muy recomendable. Empezando porque a mi me encanta la comida asiática, es una de las mejores que he probado, con un precio súper asequible (nada que ver con algunos japoneses que por un poco de sushi te sablan) y con una carta variada de la que me es difícil poner algún plato estrella ya que todo estaba riquísimo, aunque los edamames podrían estar de los primeros puestos.

Podeis pasaros y comprobarlo por vosotros mismos en la calle Doctor Vicente Zaragozá, 29 de Valencia.

Besossssssssssssss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *