Buenos días!!!!

Después de casi dos meses, me he animado a escribir. Muchas cosas han pasado en este tiempo y nos me veía con fuerza ni que fuera el momento de escribir sobre temas de moda ni belleza cuando en mi cabeza lo que tenia era la salud y el bienestar de toda la gente que quiero. Por suerte se va viendo un poco la luz y la normalidad entre comillas y el poder salir a la calle y volver a juntarnos me ha animado a escribir y enseñaros más looks.

Hoy os voy a hablar sobre un color que está relacionado a un sentimiento, la esperanza.

Resulta una relación curiosa pero, ¿puede el color tener una edad? Se habla del «azul bebé» para definir al azul empolvado que se suele utilizar en niños pequeños. También se ha hablado, en una más de esa infanta larga de rasgos atribuidos a los milenial de un rosa más cercano al salmón empolvado para definir todo un grupo social. Un color que marcó pasarela, packaging de productos de belleza y hasta logos de marcas: ¿por qué de repente el milenial pink es tan popular?

Los últimos elegidos por la moda también parecen ser una cuestión generacional. Pantone erigió hace unos meses el living coral como el tono de moda de 2019 para concienciar sobre el gran problema que sufren los océanos. Sin embargo, más allá de los designios de esta Biblia del color, las pasarelas se han teñido con una gama cromática alejada de esas saturaciones, pero que comparte esa misma filosofía en sintonía con la naturaleza. Hablamos, por supuesto, del auge progresivo de varios de los tonos de color verde que lleva siendo tendencia varios años.

El interiorismo es uno de los sectores que ha visto, un auge de esta gama de colores: «las plantas en bares de moda, restaurantes y hogares han influido que la tendencia vire hacia el verde». En moda, como ha sucedido con la mayoría de colores, encaja en varios tópicos y tendencias alejándose de las connotaciones que tuvo en un pasado: en la época victoriana se utilizaban símbolos codificados para expresar la homosexualidad, como los claveles teñidos de verde en el ojal de la solapa de la chaqueta (es famosa la vinculación que se hace con Oscar Wilde en aquel escándalo comercial que fue el libro The Green Carnation a finales de s. XIX).

Una rápida consulta en Internet demuestra que en el amplio espectro que presente en la gama de los tonos verdes, existe otro abanico casi igual de infinito para designar los pigmentos. Algunos reciben un nombre en inglés que casi no son conocidos en español (como el «verde Kelly»), y en arte los diferentes tubos de pintura al óleo pueden variar del verde permanente al verde ftalo. Existe incluso un color, el verde veronés, que toma el nombre del pintor renacentista italiano Paolo Veronés del s. XVI. Sin embargo, a efectos prácticos, podemos hablar de varias gamas más habituales en el conocimiento colectivo que pueden resumir las diferentes tonalidades que hemos visto sobre la pasarela

La historia detrás de la fascinación por el verde esmeralda es tan curiosa como letal. Hacia 1814, una compañía alemana llamada Wilhelm Dye and White lead Company creó un pigmento que derivó en diferentes gamas de verdes muy parecidas al color de la joya. La obsesión, auspiciada por la aparición en 1864 de la emperatriz Eugenia de Montijo en la ópera con un vestido verde, se tradujo en una moda en la que tanto la ropa como el papel de la pared se tiñeron de este color, conocido entre varias vertientes como «verde París». Su fórmula fue relativamente secreta hasta que salió a la luz por los peligros que entrañaba para la salud: llevaba arsénico.

Hoy es un color precioso sin riesgo y como bien dice el título color esperanza, así que aquí os dejo tres looks con el enlace a la tienda para que os animéis y llenemos de esperanza estas calles que tanto lo necesitan.

Podéis encontrar mucho mas en esta tienda inglesa en la que tienen gran variedad de prendas estupendas y unos envíos fáciles y rápidos.

http://www.femmeluxefinery.co.uk/

Besosssssssss

2 thoughts on “EL VERDE «LA ESPERANZA QUE NECESITAMOS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *