Buenos días!!!

Hoy vamos a ser optimistas. En verdad lo tenemos que ser siempre, pero en realidad aunque nos gustaría, no todos los días podemos.

Yo he conocido un restaurante que si lo es «WANDA CAFÉ OPTIMISTA«.

Será por el buen tiempo que nos está haciendo más propio de la primavera, será porque me gusta la buena comida, será porque me gustan los restaurantes con buen ambiente, con buena música, con un buen trato del servicio, será porque me gusta una decoración cuidada, colorida, acogedora o tal vez porque todo esto reunido lo puedes encontrar en él, pero el caso es que este restaurante me encantó.

En su carta puedes encontrar gran variedad de ensalada y entrantes. Su comida es muy variada de ensalada y entrantes. Su comida es muy amplia desde pastas, pizzas, hamburguesas, carnes, tartas hasta los platos recomendados de Wanda by Wanda como los huevos benedictine, salmón al horno, pato, tataki de atún y tabulé de quinoa.

Si con todo esto no os he abierto ya el apetito (raro porque yo al estar escribiendo os ya estoy salivando), os enseño mi elección a la hora de probar sus platos.

De entrantes pedí unos finger de pollo, unos nachos machos (con chilli con carne, pico de gallo, nata agria y guacamole) y un tratar de atún preparada con su receta secreta. A éste último plato le voy a hacer una mención especial, y es que el tratar de atún no en todos sitios lo hacen bien, ni tan siguiera en restaurantes asiáticos que en «teoría» son fuertes, unas veces el atún está duro, sin sabor, con lo cual lo han tenido poco tiempo marinando y otras veces está tan pasado que parece que estás comiendo puré. Este estaba en su punto perfecto, hacia tiempo que no comía tan a gusto este plato, exquisito y les pongo un 11, ya solo pasando esta prueba de fuego te das cuenta que el restaurante y su cocina vale la pena.

El siguiente plato que pedí fue la parrillada mixta, la cual llevaba entraña, chorizo criollo, pollo Tandori, chimichurri y una patatas fritas. Perfecto también.

Para finalizar esta comida tan buena me pedí de postre la cookie especial Wanda en la que llevaba una cookie en el fondo de una cazuela, bañada por encima de chocolate caliente y una bolas de helado de vainilla, que solo al colocarlo en la mesa te llegaba el olor a galleta y chocolate y sabía que no podía terminar de mejor manera.

Salí de ahí con un buen sabor de boca (nunca mejor dicho) y súper contenta por haber encontrado un restaurante tan estupendo en el que, como os he dicho en la introducción, todo en él era una combinación de hacerme sentir muy cómoda y feliz en este restaurante.

Os animo muy emocionada a que os paséis y lo probéis, sobre todo si vais con vuestro grupo de amig@s para poder disfrutar todos allí, no os va a defraudar.

«Wanda Café Optimista» Calle María de Molina, 1. 28006 Madrid. 917375364

Besossssssssssssss

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *