Buenos días!!!

Y por fin llegó la primavera, o al menos eso dicen… Yo no lo tengo muy claro, jajajaja. Después del invierno algo crudo que hemos pasado, pensaba que el inicio de primavera empezarían los cambios de temperatura a mejor, (en mi caso a mejor es que suban, porque soy muy friolera y tolero bastante mal el frío) pero ha sido todo lo contrario. No solo no subieron, sino que bajaron otra vez y la lluvia se quedó como dos semanas con nosotros.

En fin, como todo en la vida, no será para siempre y ya llegará el ansiado sol, me iré quitando las capas de cebolla, las ganas de terraza llamaran y los ánimos subirán, ya que ahora ando oso hibernando.

Poco a poco voy dejando los colores con los que me obsesione durante todo el invierno como el blanco y el negro ( no del todo, ya que esos colores siempre te sacan de un apuro o son buenos para combinarlos), y empiezo a introducir colores más llamativos, luminosos, aunque sigan siendo prendas abrigadas.

El look de hoy así lo ha querido y el amarillo del suéter y del bolso, con esos toques tan originales, han pretendido hacer un guiño (o un llamamiento, nunca se sabe, jajaja) a esa estación del año tan esperada por mí y que parece, que de momento se esté resistiendo.

Unos detalles en las mangas, como son estas flores de plástico plateadas y haciendo aguas, y unos frutos exóticos en el bolso son la perfecta combinación para darle ese: -I love it, -Je ne sois quoi, que tantas veces buscamos en alguna prenda o complemento.

Vosotros que pensais, preferis un look sencillo con algunos toques, o sois de los que ya que arriesgan lo hacen completamente?

Besosssssssssssss

SUETER: Asos

JEANS: Zara

ZAPATILLAS: Pull and Bear

BOLSO: Brachalini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *