Buenos días!!!

Como bien dice el título de este post, la vida es un laberinto. ¿os acordáis de aquella película con el mismo nombre de la década de los 80, en el que uno de los personajes era David Bowie y la chica iba buscado a su hermano pequeño dentro de un laberinto?Pues en aquella época era pequeña y no vi más allá del significado de eso. Hoy poniéndome a interpretar, pensar, etc creo que hacia mención a lo complicado de la vida. Las posibles decisiones que tomemos y las salidas.

Como estas fotos que os quiero enseñar, hay momentos que es todo escalera hacia arriba, nos cuesta, y aunque pensemos en el destino que nos está esperando o el porqué hemos tomado esa dirección, podemos hacerlo con ganas o sin ellas. Está claro que con ganas se nos hace menos pesado, más entretenido que sin ellas. También puede ser que hacerlo sin ganas pero acompañados también se nos haga fácil. Todo es una variable, depende de un todo o un desencadenante en nuestra situación o estado en el que nos encontremos, que para unas personas puede ser todo y para otras nada.

Como digo, la vida es como un laberinto, con miles de escaleras hacia arriba, hacia abajo, caminos largos y cortos, pero hay que recorrerlos. Todos empezamos en la casilla de salida y terminamos en la de fin. Puedes coger atajos para llegar donde crees que te puede interesar llegar, pero lo que tienes que hacer es seguir caminando, no hay que mirar atajos, tampoco sirve de nada hacer trampa, porque llegarás. Lo que se tiene que mirar es como quieres recorrer ese laberinto. No todas las decisiones pueden ser las acertadas o las erróneas, eso se ve conforme te vas adentrando en el camino, pero si ves que no es como te esperabas, lo mejor es volver hacia atrás y elegir la siguiente aprendiendo que la que habías tomado no era la que te llevaba a donde pretendías ir.

Otras veces, das vueltas en circulo, no lo ves, pero lo sientes, te das cuenta que por donde has pasado lo conoces, pero hay sigues, dando las vueltas que no te hacen llegar a ningún lado y muchas de esas veces no sabes como salir de allí o volver al punto de partida para escoger otro camino.

Te vas encontrando en este laberinto a gente que te acompaña y te lo hace más fácil, otras que lo único que pretenden es liarte para que no puedas ver el mejor camino, y otras que escogen por tí. Es difícil reconocerlas, pero ahí están, y solo quieres aferrarte a alguna de ellas para no ir sola porque hay momentos en los que estás tan liada de tantas vueltas, tantas subidas, tantos caminos que solo quieres la compañía y ver algo fácil en ello. Pero el laberinto lo empezaste solo tú y en tí es en quien tienes que pensar al tomar las decisiones que son las que te llevan donde tú quieres.

Hay momentos en que estas entretenida, te sientes fuerte y puedes subir, otros momentos en que solo quieres ir de bajada porque estas tan cansada que te da igual donde vayas, solo quieres descansar y entonces bajas. Pero ahí sigues… en el laberinto…

Besossssssssss

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *