Buenos días!!!

El camuflaje fue la tendencia más fuerte del invierno, pero aunque estemos en primavera el tiempo sigue siendo de un invierno que no hemos tenido, pues el cambio de armario se ha tenido que posponer y parece ser que podremos disfrutar más de nuestras prendas abrigadas.

Viniendo pegando fuerte desde el verano pasado, el camuflaje hizo una entrada triunfal este invierno casi  la par con el animal print. Un estilo militar con un aire más sofisticado y elegante.

La tendencia clave destaca por su adaptabilidad, siendo perfecto tanto para looks de oficina como para estilismo más casual e informales.

Todos estos looks y prendas añaden un toque guerrero de forma más casual e informal. Todos estos looks y prendas añaden un toque guerrero de forma más sutil, conquistando el street style a golpe del estampado más combativo.

Todo comenzó a principios del siglo pasa, cuando los conflictos bélicos llevaron a decenas de miles de hombres a vestir con uniformes militares. Al finalizar las guerras mundiales, estas prendas (sobre todo los rotundos abrigos) fueron reutilizadas por sus mujeres dando lugar con ello y sin saberlo, a una de las tendencias claves de la moda contemporánea: el estilo militar.

La liberación de la mujer, la libertad Hippy de los setenta, el underground de los noventa y el estilo poderoso de la mujer en la actualidad fueron determinantes a la hora de forzar una estética que cuenta con el verde caza, el estampado de camuflaje, los cinturones y grandes hebillas, los grandes bolsillos y las botas y botines como señales de identidad.

Reinterpretar la tendencia en diversas variantes que se adaptan tanto al día a día como a las noches más guerreras, la clave reside en la habilidad a la hora de combinar estampados y accesorios.

Contadme como lo habéis interpretado y plasmado en vuestros looks.

Besossssssssssss

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *